¿Cómo es una animación 3D? Aprende a reconocer una buena

Si te preguntas cómo es una animación 3D y qué la caracteriza, debes saber que no surge del dibujo tradicional, sino de un proceso de modelado y renderizado con software especializado. En ella pueden confluir distintas técnicas, el resultado es una creación que se proyecta en las tres dimensiones cumpliendo con las reglas básicas del movimiento, la proporción, perspectiva y gravedad. ¿Quieres saber en qué debes fijarte para señalar una buena animación 3D? ¡Fácil! Sigue leyendo. 

¿Cómo se identifica una animación 3D?

A diferencia de la animación 2D, que se basa en la proyección visual del alto y ancho en pantalla o en papel, el diseño tridimensional empieza con el modelado de un personaje a partir de cálculos matemáticos sobre figuras geométricas. Estos se hacen con programas que van componiendo curvas sobre los distintos ejes de alto, ancho y profundidad. Luego, viene el renderizado que consiste en producir la imagen final del modelo, considerando la iluminación. 

La manera más sencilla de reconocer una animación de este tipo es prestando atención a las propiedades o parámetros que conforman el modelado 3D. Las mejores animaciones son aquellas, que a pesar de que no representan objetos que podamos encontrar en nuestra realidad, tienen un alto grado de credibilidad. 

Características de la animación en tres dimensiones

Durante el proceso el artista va trabajando sobre distintas cualidades. Te las mencionamos a continuación. 

  • Color: incluye una gama de tonalidades increíblemente amplia, a las cuales se aplican valores de saturación y difusión para mostrar cómo la luz es dispersada en el modelado. Asimismo, se trabaja el color ambiente para revelar las sombras con distintos grados de sutileza.  
  • Reflectividad: los reflejos del entorno sobre las superficies del objeto modelado. También se relaciona con la cantidad de brillo que proyectan distintas texturas y acabados. 
  • Especularidad: los animadores controlan los destellos en un modelado o alguna de sus partes decidiendo si el brillo será mucho o si, por el contrario, será mate. 
  • Transparencia: algunas animaciones pueden ofrecer un efecto de transparencia cuando la mirada del espectador pasa a través de un filtro como el cristal o similares. 
  • Comprensión y extensión: se atribuye el grado de elasticidad o flexibilidad que tendrá el objeto. 
  • Solidez y movimiento: el primero hace referencia a valores de peso, forma y proporción; el segundo a la rapidez con que se mueve el objeto y los gestos que puede realizar para mostrar su personalidad. 

Los mejores animadores alcanzan una gran experiencia y técnica en el control de ajustes; mientras que los trabajos de principiantes tienen defectos en el manejo de texturas, colores, luces, transparencia, entre otros. 

Es un proceso normal y todos hemos pasado por ello. Lo importante es pulirte aprendiendo de profesionales que están al tanto de las tendencias y que pueden hacer que el contenido sea accesible y comprensible. ¿Te apuntas? Revisa todos los cursos disponibles con los que puedes aprender.

Select your currency
EUREuro
PENSol